¿Qué es el mercado de valores?

El mercado de valores se refiere a la colección de mercados e intercambios donde se realizan actividades regulares de compra, venta y emisión de acciones de compañías públicas. Dichas actividades financieras se llevan a cabo a través de intercambios formales institucionalizados o mercados de venta libre (OTC). Mismas que operan bajo un conjunto definido de regulaciones. Puede haber múltiples lugares de negociación de acciones en un país o una región que permiten transacciones en acciones y otras formas de valores.

Si bien los términos mercado y bolsa se usan indistintamente, el último término generalmente es un subconjunto del primero. Si uno dice que cotiza en el mercado de valores, significa que compra y vende acciones en una (o más) de las bolsas que forman parte del mercado de valores en general.

Las bolsas de valores líderes en los Estados Unidos incluyen la Bolsa de Nueva York (NYSE), Nasdaq y la Bolsa de Opciones de la Junta de Chicago (CBOE). Estos intercambios nacionales líderes, junto con varios otros intercambios que operan en el país, forman el mercado de valores de los EE. UU.

Ahora bien, las bolsas de valores existentes en México son la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Además de la Bolsa institucional de Valores (BIVA), de reciente creación y que incluye índices como el FTSE BIVA, de la familia FTSE.

Aunque también se le llama mercado bursátil, es conocido principalmente por el comercio de acciones. También se negocian otros valores financieros, como fondos cotizados en bolsa (ETF), bonos corporativos y derivados. Estos últimos basados en acciones, productos básicos, monedas y bonos.

Comprendiendo el mercado de valores

Si bien hoy es posible comprar casi todo en línea, generalmente hay un mercado designado para cada producto. Por ejemplo, las personas conducen a las afueras de la ciudad y a las tierras de cultivo para comprar árboles de Navidad. Visitan el mercado local de madera para comprarla y otros materiales necesarios para muebles y renovaciones en el hogar. Y van a supermercados para obtener sus suministros de comestibles habituales.

Dichos mercados dedicados sirven como una plataforma donde numerosos compradores y vendedores se encuentran, interactúan y realizan transacciones. Dado que el número de participantes en el mercado es enorme, se garantiza un precio justo.

Por ejemplo, si solo hay un vendedor de árboles de Navidad en toda la ciudad, tendrá la libertad de cobrar cualquier precio que le plazca, ya que los compradores no tendrán a dónde ir. Si el número de vendedores de árboles es grande en un mercado común, tendrán que competir entre sí para atraer compradores.

Un mercado de valores es un mercado designado similar para negociar varios tipos de valores en un entorno controlado, seguro y gestionado. Dado que el mercado de valores reúne a cientos de miles de participantes, garantiza prácticas justas de precios y transparencia en las transacciones. Mientras que los mercados bursátiles anteriores solían emitir y negociar certificados de acciones físicas en papel, los mercados bursátiles modernos con ayuda de computadoras operan electrónicamente.

Cómo funciona el mercado bursátil

En pocas palabras, los mercados bursátiles proporcionan un entorno seguro y regulado. Donde los participantes pueden realizar transacciones en acciones y otros instrumentos financieros elegibles con confianza.

Operando bajo las reglas definidas según lo establecido por el regulador, los mercados de valores actúan como mercados primarios y como mercados secundarios.

Como mercado primario, permite a las empresas emitir y vender sus acciones al público en general por primera vez a través del proceso de ofertas públicas iniciales (IPO). Esta actividad ayuda a las empresas a obtener el capital necesario de los inversores. Básicamente, significa que una empresa se divide en varias acciones.

Para facilitar este proceso, una empresa necesita un mercado donde se puedan vender estas acciones. Este mercado es proporcionado por el mercado de valores.

La bolsa de valores actúa como un facilitador para este proceso de recaudación de capital y recibe una tarifa por sus servicios de la empresa y sus socios financieros.

Después del ejercicio de salida a bolsa de acciones por primera vez llamado proceso de cotización, la bolsa de valores también sirve como la plataforma de negociación que facilita la compra y venta regular de las acciones cotizadas.

Esto constituye el mercado secundario. La bolsa de valores gana una tarifa por cada operación que ocurre en su plataforma durante la actividad del mercado secundario.

Como casi todos los principales mercados bursátiles de todo el mundo ahora operan electrónicamente, el intercambio mantiene sistemas de negociación que administran eficientemente las órdenes de compra y venta.