Análisis de inversiones y recuperación económica

Según diferentes analistas y datos estadísticos, se prevé una recuperación económica y un mayor nivel de inversión extranjera hacia México para el año 2021. Sin embargo, la IED (Inversión Extranjera Directa) está condicionada a la posibilidad de nuevas “olas” de COVID-19, junto con la recuperación de la confianza empresarial y una mayor sensibilidad por parte del gobierno el análisis hacia las necesidades del sector privado extranjero en México.

El análisis es el siguiente:

Siguiendo las cifras económicas presentadas por BANXICO y la Secretaría de Economía a finales del año pasado, durante el periodo concentrado 2010-2020, la IED en México presentó un crecimiento de 2.3%, al pasar de 27,14 mil millones de dólares en 2010 a 27,78 mil millones de dólares en 2020, mientras que para el primer trimestre de 2021 la IED alcanzó 11,86 mil millones de dólares, lo que representa un incremento de 14.8% respecto al primer trimestre de 2020.

Sin embargo, esta cifra de 27.780 millones de dólares representó una disminución del 18,8% con respecto a 2019.

Esta contracción está asociada a la pandemia

El análisis realizado por la consultora Salles Sainz Grant Thornton. De hecho, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) estimó que en 2020 los flujos globales de IED disminuyeron 42%, en comparación con 2019, de acuerdo con el “Informe sobre las inversiones en el mundo” publicado en enero de 2021, que muestra que México tuvo un mejor desempeño en la atracción de IED en comparación con el resto del mundo.

El informe de la SE muestra además que el principal elemento de la IED en el primer trimestre de 2021 ha sido gracias a la reinversión de utilidades, US$7,020 millones (59,2%); por cuentas entre empresas, US$2,620 millones (22,2%), y por nuevas inversiones o participaciones sólo US$2,20 (18,6%).

Al referirse al origen de los tipos de inversiones en México, el informe de la SE indica que el principal país del que México ha recibido IED es Estados Unidos, 5.04 mil millones de dólares (42.5%), seguido de España, con 1.43 mil millones de dólares (12.1%); Luxemburgo, con 0.96 mil millones de dólares (8.2%); Reino Unido, con 0.65 mil millones de dólares (5.5%); Canadá, con 0.56 mil millones de dólares (4.8%), mientras que otros países sumaron el 26.9% restante.

El principal destino de los flujos de IED es el sector industrial, siendo las manufacturas el principal subsector de destino (46,6%). Le siguen el sector de servicios financieros y de seguros (14,6%), la minería (13,9%), el comercio (11,5%), la energía (3,4%) y los servicios de alojamiento temporal (3,2%). Los demás sectores captaron el 6,8%.

Realidad de la pandemia, reshoring y expectativas

La coyuntura COVID-19 ha provocado una profunda crisis económica, que ha afectado a la IED mundial. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe, 2020”, a causa de la pandemia, la mayoría de los sectores productivos del mundo fueron golpeados de manera generalizada, lo que se extendió sucesivamente a las inversiones transfronterizas, que podrían registrar una reducción de entre 30% y 40% a fines de 2021.

Leer mas: ¿Qué hacen los asesores financieros?