¿El clima afecta el mercado de valores?

¿Es verdad que el clima afecta el mercado de valores? A pesar de los mejores esfuerzos de muchos economistas altamente capacitados y especialistas del mercado, no existe un consenso generalizado sobre cómo el clima afecta el desempeño del mercado de valores.

Parece de sentido común que debe tener algún impacto, ya que el clima es un fenómeno omnipresente del cual los comerciantes nunca están completamente aislados.

Cuando el mercado cae después de un evento meteorológico como un huracán o una tormenta de nieve, algunas personas dicen que se debe al clima. A menudo los culpables identificados que vinculan las inclemencias del tiempo con el bajo rendimiento del mercado son en general dos. Por un lado, los daños a la propiedad, las lesiones o la pérdida de ventas debido al cierre de negocios. Por el otro, los consumidores que optan por quedarse en casa.

Sin embargo, la investigación financiera produce resultados mixtos, con algunos estudios que muestran ese vínculo entre el clima y las existencias. Otros que no muestran ningún vínculo.

Por otro lado, no hay una razón clara y lógica para esperar que la lluvia en Wall Street o un huracán en México que afecte la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) cambie sistemáticamente las valoraciones o el optimismo de los comerciantes. En última instancia, es una pregunta interesante, pero que la economía financiera no está totalmente equipada para responder.

¿El clima afecta el mercado de valores? Lo que dicen las investigaciones

Como cuestión práctica, no es difícil probar la correlación entre el rendimiento del mercado de valores y los datos del patrón meteorológico. Los meteorólogos grafican todo, desde la luz solar promedio hasta las corrientes oceánicas, y el rendimiento del mercado de valores es una cuestión de registro público.

El truco es tratar de elegir los datos correctos para comparar. Los estudios revisados por pares tienen resultados dispares y contradictorios. Un ejemplo reciente y famoso fue “Estado de ánimo inducido por el clima, inversores institucionales y rentabilidad de las acciones”, que salió de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland en 2014. Descubrió que los días relativamente más nublados aumentaron el sobreprecio percibido en las acciones individuales y, posteriormente, condujeron a más ventas por parte de instituciones.

Otro estudio, apareció en Empirical Economics en 1997. Éste intentó replicar un estudio de 1993 que mostró que los precios de las acciones estaban sistemáticamente afectados por el clima. El estudio de 1997 no pudo rechazar la hipótesis nula, y finalmente admitió que no parecía existir una relación.

Teorías sobre cómo el clima afecta el mercado de valores

Una teoría razonable sobre el clima y Wall Street sugiere que el clima severo interrumpe los procesos comerciales, las cadenas de suministro y los movimientos de los consumidores, entre otros factores. Aunque es una idea popular, no todos están de acuerdo.

Una teoría alternativa se deriva de una rama de las finanzas conductuales. Ésta establece que el clima afecta claramente el estado de ánimo, y el estado de ánimo afecta claramente el comportamiento de los inversores. Este parece ser un buen argumento para los rendimientos de acciones influenciados por el clima, pero probablemente no sea tan fuerte como sus defensores lo hacen parecer.

Por ejemplo, no es suficiente demostrar que el clima afecta el estado de ánimo. Debe demostrarse que el clima afecta el estado de ánimo de formas que alteran la toma de decisiones sobre las transacciones de valores. A pesar de varios estudios en esta área, los economistas realmente no tienen las respuestas.

 

Un estudio de UC Berkeley en 2011, concluyó que la luz del sol afecta el estado de ánimo y el estado de ánimo puede moldear el comportamiento. Encontró una relación significativa entre la luz del sol y los precios de las acciones durante el medio siglo anterior.