Cómo manejar el presupuesto de pareja

El presupuesto de pareja es algo a lo que se le debería de dar prioridad una vez que dos personas deciden vivir juntas. Por supuesto que lo más importante es el amor y la confianza, sin embargo, muchas veces tenemos pena de hablar de temas de dinero y debes de saber desde ahora que esto será una constante en esta nueva etapa de vida.

Sin embargo, aquí te damos algunos tips para que lleguen a buenos acuerdos y sin generar conflictos innecesarios.

Cinco consejos para llevar el presupuesto de pareja

1. ¿Lo mío es tuyo? Combinar, mezclar o juntar tus ingresos con los de tu pareja.

Esto funciona con las parejas que viven juntos o se casan con pocos activos personales y que manejen una excelente comunicación respecto al dinero.

En este caso, deberían sacar una cuenta para ambos donde cada uno deposite su sueldo. Esta cuenta será la base del presupuesto para pagar los gastos e incrementar el ahorro.

Además de la cuenta común, tendrán una cuenta de débito separada para cada uno, donde transferirán una cantidad mensual para que lo gasten en lo que más les guste.

En este caso se recomienda hacer una revisión cada mes de sus finanzas y establecer un acuerdo de hacia donde quieren ir.

2. Juntos pero no Revueltos

Los gastos se dividen, basados en el ingreso individual y cada uno se encarga de pagar los gastos que le correspondan y se recomienda para parejas con ingresos significativamente distintos, sobre todo cuando no están casados o uno de ellos está liquidando alguna deuda.

En este caso es muy importante no confundir el dividir los gastos al 50-50 cada quien, pues al tener sueldos tan distintos, esto podría provocar roces porque alguno de los dos no cubra la factura a tiempo.

presupuesto de pareja

3. Una persona administra todo el dinero

Uno de los dos cubre todos los gastos. Esto aplica cuando uno de los miembros se queda al cuidado del hogar o que por alguna razón se quedó desempleado o debe hacerse cargo de un familiar enfermo. En este punto, es importante mantener presentes los valores personales y los valores como pareja para evitar conflictos por dinero.

Quien esté a cargo de administrar el dinero no necesariamente tiene que hacer un informe mensual, pero si debe mantener comunicación con su pareja para que se sienta incluida e informada.

4. Aportaciones proporcionales al presupuesto de pareja

En esta modalidad cada uno contribuye con un porcentaje de sus ingresos a una cuenta común. Y funciona para parejas que tienen ingresos distintos, sobre todo cuando uno de los dos gana considerablemente más que el otro. Es indispensables tener un control de gastos para determinar la proporción que aportara cada uno.

5. Hay dos ingresos, pero se vive con uno de ellos.

Ambos miembros de la pareja trabajan pero vienen con el sueldo de uno de ellos y el otro ingreso lo ahorran. Esto es perfecto para parejas que ya tienen objetivos concretos y planes a largo plazo como por ejemplo el pago de su boda o de un viaje.

Esto se entiende como una situación temporal, y deberá tener una de término y sobre todo, comprometerse a seguir el compromiso del ahorro y no caer en tentaciones.

Como verás, hay varias opciones para llevar sus finanzas sin caer en conflicto y eviten a toda costa tener un puntaje negativo en buro de credito.