Diferencias entre S&P 500 y Dow Jones

Las diferencias entre S&P 500 y Dow Jones se encuentran muy bien delimitadas. Ahora bien, los fondos cotizados en bolsa (ETF) que rastrean el índice S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average (DJIA), son algunos de los ETF más cotizados en el mercado hoy en día.

Ambos ETF tienen esencialmente la misma cantidad de riesgo asociado con ellos. El ETF de Dow rastrea solo 30 empresas, mientras que el ETF de S&P rastrea 500 del índice. Lo que hace que el fondo sea más diversificado que el Dow.

Como resultado, el Dow puede tener más riesgos asociados, ya que el movimiento del precio de las acciones de una compañía puede tener un mayor impacto en el índice general, ya que hay menos compañías para compensar el movimiento.

Ambos ETF tienen un alto grado de correlación, lo que significa que se mueven en la misma dirección la mayor parte del tiempo. Además, ambos tienen posiciones similares. Sin embargo, hay diferencias claras entre los dos fondos.

Aunque los ETF comparten similitudes, están construidos de manera diferente, lo que lleva a ponderaciones de la industria variadas.

Diferencias entre S&P 500 y Dow Jones

S&P 500 ETF

El SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) rastrea a 500 empresas del índice S&P 500. Las compañías incluidas en el ETF son elegidas por un comité y, como resultado, las tenencias pueden diferir ligeramente del índice. El comité utiliza pautas para sus decisiones, incluyendo liquidez, rentabilidad y equilibrio. El comité se reúne regularmente para revisar el índice.

Este índice se construye utilizando una capitalización de mercado promedio ponderada, lo que significa que las empresas más grandes tienen una mayor ponderación en el índice.

La capitalización de mercado es el resultado de multiplicar el precio de las acciones de una empresa por el número de acciones en circulación. Como resultado de la ponderación, las empresas con el mayor número de acciones y que tienen un alto precio de las acciones tendrán una mayor ponderación.

El SPDR S&P 500 ETF es el más grande que sigue al S&P.

  • Tecnología: 26.0%
  • Finanzas: 15.0%
  • Cuidado de la salud: 13.0%
  • Industriales: 10.0%
  • Energía: 5.4%
  • Utilidades: 3.25%

Podemos ver que las compañías tecnológicas y financieras representan aproximadamente el 40% del SPY. Lo que significa que los precios de sus acciones tendrán un mayor impacto en el valor del fondo.

Dow Jones Industrial Average ETF

El SPDR Dow Jones Industrial Average ETF Trust (DIA) rastrea algunas de las compañías más grandes de los Estado Unidos Aquellas empresas que están incluidas son elegidas por un comité de editores del Wall Street Journal. No hay reglas técnicas para su inclusión en el índice. Las empresas que lo componen deben ser empresas sustanciales que representen una parte significativa de la actividad económica en los EE. UU.

El DJIA contiene 30 compañías y es el segundo índice bursátil más antiguo que data de 1896. El ETF promedio industrial DDR Jones de SPDR es el mayor ETF que sigue al DJIA.

Algunas de las industrias que están representadas en el fondo junto con sus ponderaciones incluyen:

  • Industriales: 22%
  • Tecnología: 18%
  • Cíclicos del consumidor: 15%
  • Finanzas: 14%
  • Cuidado de la salud: 13%
  • Energía: 5%

Podemos ver que las empresas industriales y tecnológicas representan aproximadamente el 40% de la DIA, lo que significa que los precios de sus acciones tendrán un mayor impacto en el valor del fondo.

Conclusiones

El SPY y el DIA tienen un alto grado de correlación, lo que significa que cuando el S&P 500 aumenta, también lo hacen el Dow Jones y sus respectivos ETF.

Esto significa que, el alto grado de correlación se debe a las empresas componentes similares de cada índice. El DJIA contiene solo empresas muy grandes. La mayoría de estas compañías también están incluidas en el S&P 500.

Sin embargo, las ponderaciones pueden ser diferentes, lo que significa que la cantidad de dinero asignada a las compañías variará al comparar los dos fondos. Aunque el S&P 500 proporciona más diversificación, el mercado general tiende a moverse en la misma dirección dadas las condiciones económicas.

Si un inversor está buscando un fondo con mayor peso en las empresas industriales, el DIA es una buena opción. Por otro lado, si alguien está buscando más tecnología y acciones bancarias, el SPY es una mejor opción debido a las ponderaciones descritas anteriormente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las ponderaciones pueden cambiar con el tiempo.