Los seguros: ¿realmente te convienen?

A todos nos han buscado, al menos una vez, para vendernos seguros. Se venden como opciones excelentes para ayudarte en contratiempos.

Antes de que te lances a hacer un pago, te explicaremos de qué se tratan los dos principales: de auto y de vida.

Actualmente ya hay otras variantes, pero nos concentraremos en estas dos porque son las más comunes.

Primero, ¿qué es la cobertura de los seguros?

La cobertura de seguro es la cantidad de riesgo o responsabilidad que está cubierta para un individuo o entidad a través de servicios de seguro. 

La cobertura de seguro, tal como el seguro de automóvil, el seguro de vida u otros, es emitida por una aseguradora en caso de que ocurran imprevistos.

Comprender la cobertura del seguro

La cobertura de seguro ayuda a los consumidores a recuperarse financieramente de eventos inesperados, como accidentes automovilísticos o la pérdida de un adulto que genera ingresos y apoya a una familia. 

La cobertura del seguro a menudo está determinada por múltiples factores.

Por ejemplo, la mayoría de las aseguradoras cobran primas más altas para los conductores varones jóvenes, ya que las aseguradoras consideran que la probabilidad de que los hombres jóvenes se involucren en un accidente es mayor que, por ejemplo, un hombre casado de mediana edad.

Los dos tipos principales de seguros

Cobertura de seguro de auto

Las primas de seguro de automóvil  dependen del registro de conducir del asegurado. 

Un registro libre de accidentes o infracciones graves de tráfico generalmente resulta en una prima más baja.

Los conductores con antecedentes de accidentes o infracciones graves de tráfico pueden pagar primas más altas. 

Del mismo modo, dado que los conductores maduros tienden a tener menos accidentes que los conductores menos experimentados, las aseguradoras suelen cobrar más por los conductores menores de 25 años.

Si una persona maneja su automóvil por motivos de trabajo o, por lo general, conduce largas distancias, generalmente paga más por las primas de seguro de automóvil, porque su mayor kilometraje también aumenta sus posibilidades de accidentes.

Debido a las mayores tasas de vandalismo, robos y accidentes, los conductores urbanos pagan primas más altas que los que viven en pueblos pequeños o áreas rurales. 

Otros factores que varían entre los estados incluyen el costo y la frecuencia de los litigios, la atención médica y los costos de reparación, la prevalencia del fraude de seguros de automóviles y las tendencias climáticas.

Cobertura de seguro de vida

Las primas de seguro de vida dependen de la edad del asegurado. Debido a que las personas más jóvenes tienen menos probabilidades de morir que las personas mayores, las personas más jóvenes generalmente pagan menores costos de seguro de vida. 

El género juega un papel similar. Debido a que las mujeres tienden a vivir más que los hombres, las mujeres tienden a pagar primas más bajas.

Participar en actividades riesgosas aumenta los costos de seguro. Por ejemplo, un conductor de auto enfrenta un mayor riesgo de muerte y, como resultado, puede pagar primas de seguro de vida altas o incluso, negar la cobertura.

Un historial de enfermedades crónicas u otros problemas de salud potenciales con una persona o familia, como una enfermedad cardíaca o cáncer, puede resultar en el pago de primas más altas.

La obesidad, el consumo de alcohol o fumar también pueden afectar las tasas. Un solicitante suele pasar por un examen médico para determinar si tiene presión arterial alta u otros signos de posibles problemas de salud que pueden resultar en una muerte prematura y un mayor riesgo para la compañía de seguros. 

Las personas con buena salud generalmente pagan primas de seguro de vida más bajas.

Una vez teniendo esta información en mano, te recomendamos considerar si calificas dentro de los candidatos que pagan menos.

O si tu actividad te haría pagar una prima mayor, considerar si es necesario. Pero antes de tomar una decisión, busca asesoria para pagar una deuda en caso de que la tengas.

Nadie quiere hacer más y más pagos si aún no puedes concluir con tus compromiso financieros previos.