Errores que no debes cometer con tu dinero

Cuando tenemos una época de prosperidad solemos cometer errores con nuestro dinero. O si no de prosperidad, pero sí cuentas con un salario fijo, tendemos a pensar que ese dinero será eterno.

Estos errores que podría traducir en lecciones, diría que son 4 principales que aprendí hasta ahora y que me gustaría compartirles para que aprendan de mi experiencia negativa:

  • Cuando tu ingreso mejora, siempre es bueno ajustar el gasto para poder ahorrar. Primero toma el dinero para el ahorro y lo que sobre es para los demás gastos, y no a la inversa como hacemos la mayoría.
  • El crédito es dinero que no es tuyo y que se debe pagar con tu sueldo, no es una extensión de tu sueldo.
  • Las tasas de interés de las tarjetas de crédito y las compartidas con negocios, son las más altas del mercado. Apresúrate y liquida deudas de tarjeta de credito.
  • Nunca consideres el aguinaldo y los bonos como parte de tu flujo de efectivo, pues es un dinero que vas a necesitar para las enventualidades y las fechas especiales.

Es decir, lo mejor que puedes hacer cuando tu ingreso está estable, es multiplicar tu dinero. Es el momento ideal para hacer esas inversiones que habías pospuesto.

Tal vez podrías invertir en un negocio que has tenido en mente, convertirte en socio de un negocio ya en funciones o hasta invertir en la Bolsa de Valores.

No es que algunas sean mejor que otras, pero aquí van otras ideas adicionales y más específicas:

Cómo combatir los errores financieros: multiplica tu dinero

1. Invierte en bienes raíces. Hay muchos métodos para ganar dinero en bienes raíces, muchas de ellas no requieren de todo tu esfuerzo. Pero la más fácil por supuesto, es comprar una propiedad que te de una garantía para un préstamos mayor en caso de requerirlo, o para vivir allí, como la compra de una casa.

2. Compra un coche y regístralo en Uber o DiDi. No tienes que ser el chofer por supuesto. Puedes contratar a alguien que lo maneje y él deberá darte una cantidad semanal de las ganancias y la otra sería su salario.

3. ¡Freelancea! No te limites a las oportunidades en tu empresa. Si bien el agradecimiento es primordial y si no hay una cláusula en el contrato que lo impida, lánzate a hacer trabajos de manera independiente en tu área profesional.

Sin duda, las épocas en que tienes un trabajo estable también sirven para aprender y no estancarse, ¿quién dice que sólo en la adversidad se puede crecer?