Pagar tus deudas pronto es posible

¿Sientes que pagar esas deudas ya ha sobrepasado tu capacidad económica? Y peor aún, ¿no crees que la situación vaya a mejorar pronto? Te recomendamos seguir leyendo.

Si bien es cierto que hay mucha gente que se mete en este problema por un gran descuido y no saber controlar sus gastos, también es cierto que muchas personas se vieron involucradas en una gran deuda por un despido inesperado, alguna emergencia familiar, etcétera.

Así que sin importar por qué estás en esta situación, te aconsejamos primeramente contactar a tu acreedor. No tengas miedo, de hecho será mejor eso a que te escondas para no pagar. Es mejor tratar de solucionar las cosas con el banco a que ellos turnen tu caso a un despacho de cobranza, ¿no crees?

Checa el plan de acción que debes seguir para lograr un pago de deuda exitoso.

Relacionado: apoyo en defensa del deudor

Cosas que debes saber al momento de contactar a tu acreedor si ya no puedes pagar tus deudas

Negociar un plan de pago

Por lo general, es posible negociar diferentes planes de pago con los acreedores y las agencias de cobro. Es mejor tratar de acordar un nuevo cronograma de pagos que dejar que aumenten los costos por pagos atrasados ​​o cobros.

Hoy en día, los arreglos ocasionales para resolver las dificultades de pago pertenecen a la rutina diaria del personal del banco y la compañía, y se agradece la disposición a cooperar.

deudas por pagar

Un plan de pago puede incurrir en un costo

El acreedor o la agencia de cobranza pueden hacer un cobro por alargar tu fecha de pago, no suele ser alto, pero de cualquier forma debes tenerlo presente para no estar desprevenido.

Si el acreedor o la agencia de cobranza crea un plan de pago en forma escrita o almacenable electrónicamente para el total de la deuda restante, puede cobrarlo como un costo de recuperación.

El derecho a ser informado sobre las deudas y los costos

Tiene derecho a recibir, una vez al año, información actualizada del acreedor o la agencia de cobranza sobre las deudas y reembolsos, así como sobre la determinación de intereses y costos. La información debe proporcionarse en un tiempo razonable.

El derecho a ser informado sobre las deudas y los costos

Tienes derecho a recibir, una vez al año, información actualizada del acreedor o la agencia de cobranza sobre las deudas y reembolsos, así como sobre la determinación de intereses y costos. La información debe proporcionarse en un tiempo razonable.

Debes buscar la restructuracion de la deuda

La mejor opción para resolver el sobreendeudamiento es solicitar la reestructuración legal de la deuda para particulares.

En la reestructuración de la deuda se examina si es posible resolver el sobreendeudamiento haciendo arreglos con los acreedores. En caso de que no se logre un acuerdo con los acreedores, se presenta una solicitud de reestructuración de la deuda ante un tribunal para su procesamiento.

En todas las etapas del proceso y durante el esquema de pago, el deudor tiene derecho a obtener asistencia y asesoramiento de los asesores financieros y de deuda municipales.

Cabe aclarar que no puedes ser llevado a la cárcel por deber, pero si no solucionas esto, ¡olvida que podrías obtener una tarjeta alguna vez! Así que lo mejor es tratar de resolverlo con tu acreedor. Difícilmente esto llegará a tribunales pues a los bancos no les conviene perder dinero. Así que piensa positivo y actúa cuanto antes.