Un mal historial crediticio afecta búsqueda de empleo

Aunque no lo creas, tener un mal historial crediticio puede afectar tu búsqueda de un trabajo bien remunerado, y es que son cada vez más empresas que solicitan conocer estos datos.

Es por eso que los solicitantes de empleo deben conocer sus derechos cuando las empresas comienzan a analizar sus informes de crédito y deben estar preparados para lidiar con información poco halagadora que pueda afectar una aplicación.

Aunque cabe aclarar que el historial de crédito no es el principio y el fin de la contratación.

De hecho, la mayoría de las organizaciones que realizan verificaciones de antecedentes crediticios comentan que contrataron a un candidato para el puesto de trabajo cuyo informe crediticio contenía información negativa sobre su situación financiera.

La encuesta también encontró que las verificaciones de crédito generalmente se usan al final del proceso de contratación, con un 91% que se realiza “después de una oferta de trabajo o una entrevista” y solo un 2% se inicia antes de que se realice una entrevista.

Dos de cada tres empleadores dicen que les dieron a los candidatos la oportunidad de explicar sus historiales de crédito antes de tomar una decisión de contratación.

No obstante, las verificaciones de crédito siguen siendo relevantes para ocupar posiciones con responsabilidades financieras significativas. Según la Society of Human Resource Management, es más probable que se verifique tu crédito si estás buscando:

  • Un trabajo que implica el manejo de efectivo, banca o contabilidad.
  • Una posición que proporciona acceso a información confidencial de los empleados.
  • Un alto cargo ejecutivo que conlleva mucha responsabilidad en la toma de decisiones.

Historial crediticio como barrera para el empleo

A pesar de estas circunstancias específicas, las verificaciones de antecedentes crediticios siguen siendo una barrera potencialmente importante para el empleo.

Según una encuesta realizada por el grupo de investigación de Nueva York Demos, 1 de cada 4 estadounidenses desempleados dijo que un posible empleador solicitó su informe de crédito durante el proceso de solicitud, y 1 de cada 10 dijo que no habían sido contratados por la información allí contenida.

No está claro por qué los empleadores hacen esto, señala Demos, porque “no hay un vínculo comprobado entre los informes de crédito personal y el comportamiento criminal o el desempeño de un trabajo específico”.

Es por eso que muchos estados y países han estado rechazando la práctica. En abril de 2015, por ejemplo, el Consejo de la Ciudad de Nueva York votó abrumadoramente para prohibir el uso del “historial de crédito de los consumidores al tomar decisiones de empleo”.

Algunas excepciones estaban escritas en la ley, incluyendo el uso de verificaciones de crédito para trabajos que implican acuerdos financieros valorados en $ 10,000 o más, o posiciones que involucran secretos comerciales, pero los partidarios de la legislación estaban satisfechos con su contenido.

Si tienes mal historial crediticio y está buscando un trabajo, considera estas formas de minimizar el impacto que podría tener en tus oportunidades laborales

1. Conoce tus derechos

Los empleadores deben informarte si los historiales de crédito se utilizarán para evaluar candidatos de trabajo y obtener un permiso por escrito para retirar sus informes. 

Si bien tienes todo el derecho de rechazar esa solicitud, la compañía puede usar esta negativa para rechazar tu solicitud.

2. Conoce tu historial

Recuerda que tienes derecho a un informe de crédito gratuito por año de cada una de las principales agencias de informes de crédito. Entonces, antes de comenzar la búsqueda de empleo, visite la página oficial del buró de crédito y solicita tu informe para corroborar que los datos allí vertidos son reales.

Más información de credito maestro próximamente.