¿Cómo cobrar una deuda a un amigo?

Seguramente todos nos hemos visto ante esta situación: un amigo tiene una deuda con nosotros, pero nos da pena cobrarle. Y la verdad es que la ley tampoco ayuda en esto, porque hasta ahora no hay una legislación para solucionar lo que se denominan “deudas personales”.

Si esta situación se ha vuelto incómoda y no sabes qué hacer, estos consejos podrían ayudarte y tener de regreso tu dinero y si es posible, salvar tu amistad.

Consejos para cobrar una deuda a un amigo

Habla con tu amigo

Suena obvio, pero si no enfrentas la situación, más tardarás en ver tu dinero de vuelta. Por ello, elige un ambiente sereno para hablar con él y expresarle tu necesidad de recuperar el dinero que le prestaste de forma amigable. Procura ser respetuoso en todo momento y no insultar, por muy enojado o desesperado que estés.

Exprésale tus sentimientos y deja claro la forma en que esta situación te está afectando financiera y emocionalmente en cuanto a su amistad se refiere.

Controla tu enojo

El enojo sólo perjudicará tu relación con tu amigo y no traerá tu dinero de vuelta. Aun cuando estés molesto, evita un enfrentamiento y no tomes decisiones en este estado.

Mantente firme

Cuando converses con tu amigo para cobrar dinero prestado sé firme en lo que quieres. Acuerden una fecha de pago o en cuántos pagos se hará, en caso de que sea una cantidad alta.

cobrar deudas a un amigo

Apóyate en una persona de confianza

En esto deben ser muy discretos para evitar malos entendidos, pero puedes apoyarte en algún amigo cercano que tengan en común o un familiar para recordarle de manera sutil y lo más espontáneamente posible el dinero que te debe.

Dile que necesitas ese dinero para pagar algo más

Cuando lo has intentado todo y tu amigo no te paga, deberías pedirle más directamente el dinero. Exprésale que necesitas hacer otro pago con ese dinero. De esta forma sentirá más la presión y es más probable que te pague.

Tal vez debas olvidarte de tu dinero

Si esta persona es muy importante para ti y ves que no tiene la capacidad de pagarte y si realmente no es tanto dinero, es mejor que te olvides de ello y dejes la situación como está. Pero sería importante que le dejaras en claro que no cuenta contigo nuevamente si necesita dinero en el futuro.

Debes aprender a decir no

Debes tener mucho cuidado y pensarlo bien antes de prestar dinero. Cuando algún amigo cercano o familiar te pide un préstamo es fácil que aceptes. Sin embargo, si quien te pide no te ha pagado en el pasado, deberás recordarle de forma amable que no lo harás porque alguna vez no te pagó.

O bien, puedes recurrir a dar alguna excusa sutil o decirle que no tienes en ese momento para evitar tener que darle los motivos precisos.

Cuando se trata de cobrar dinero prestado es arriesgado, pues tu amigo podría ofenderse y retrasar aún más el pago. Procura siempre expresarte con el respeto y amabilidad con el que te gustaría que se dirigieran a ti.