Conviértete en experto en finanzas siendo autodidacta

Ser un experto en finanzas siendo autodidacta no es tan complicado como parece, tan solo requiere dedicación, esfuerzo y sobre todo constancia. Aquí te mostramos cómo aprovechar los recursos que necesitarás.

¿Quiere convertirse en un experto financiero, pero no sabe por dónde empezar? No temas, una gran cantidad de información está a tu alcance y comenzar es fácil. Desde una introducción a las finanzas personales hasta el análisis de valores avanzado, cualquier persona interesada en aprender puede acceder a los recursos necesarios.

El camino para convertirse en experto en finanzas siendo autodidacta

Lea sobre temas financieros

La biblioteca, la librería local y varios minoristas en línea ofrecen literalmente miles de libros sobre todos los temas financieros imaginables. Desde la historia financiera y los villanos de Wall Street hasta el análisis de fondos de cobertura y las estrategias de negociación intradía, hay un libro (o 10) para cada tema. 

Para obtener una introducción básica a conceptos financieros sólidos, no hay nada mejor que El hombre más rico de Babilonia.  Es un librito diminuto, escrito en un estilo sencillo. También captura la sabiduría de las edades de una manera fácil de seguir.

Una vez que haya cubierto eso, la famosa serie “para tontos” o “Dummies” brinda información sobre todo. Desde la elaboración de presupuestos hasta los fondos mutuos. Administrar su dinero para tontos,  Presupuesto para tontos y Fondos mutuos para tontos son tres títulos que lo ayudarán a ampliar su conocimiento de los conceptos básicos.

Para cuando termine estos cuatro libros, es probable que haya identificado elementos específicos sobre los que le gustaría aprender más. Para estas consultas, no hay mejor lugar para acceder a la información de forma rápida y sencilla que en línea. Incluso puede aprender a cómo invertir en ETF y armar un portafolio diversificado y poderoso, que a largo plazo le brinde reditos importantes.

Google y otros motores de búsqueda le permiten concentrarse en temas específicos, y muchas compañías de fondos mutuos y empresas de servicios financieros ofrecen una gran cantidad de información gratuita.

Una visita a sus sitios web puede ofrecer de todo, desde educación general sobre una amplia gama de productos hasta pronósticos económicos. Así como conocimientos económicos de observadores profesionales del mercado. Con un poco de esfuerzo, puede identificar y seguir los comentarios de sus economistas favoritos, estrategas de inversiones, administradores de cartera u otros expertos.

Tome un curso de finanzas

Hay miles de cursos presenciales y en línea disponibles para ayudarlo a educarlo sobre finanzas e inversiones. Muchas universidades ofrecen cursos en línea gratuitos o de pago que se pueden realizar en cualquier momento.

Acceda a los libros de nuevo

Cuando haya terminado con lo anterior, su biblioteca o librería local contendrá una variedad de revistas que cubren temas de servicios financieros tanto actuales como generales.

Hable con profesionales y sea también un experto en finanzas siendo autodidacta

Una vez que tenga un conocimiento sólido de los diversos aspectos del mundo de los servicios financieros, es hora de dedicar un tiempo a hablar con los expertos. Los profesionales de servicios financieros se ganan la vida con su experiencia y pueden ayudarlo a aprender sobre todo, desde hipotecas y administración de deudas hasta jubilación y planificación patrimonial.

Algunos de estos temas se tratan en seminarios, otros en consultas individuales. Incluso puedes aprender una o dos cosas con solo tener una conversación informal. Hable con un asesor financiero profesional, hable con su banquero, hable con su contador y su abogado. Luego escuche y aprenda mientras comparten sus conocimientos.