¿Qué es la apreciación de capital?

La apreciación del capital es un aumento en el precio de mercado de una inversión. La apreciación es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de dicha inversión.

Por ejemplo, si un inversor compra una acción por 10 dólares y el precio de la acción aumenta a 12, el inversor ha ganado $2 en revalorización del capital. Cuando el inversor vende las acciones, los $2 ganados se convierten en una ganancia de capital.

Comprendiendo la apreciación del capital

La revalorización del capital se refiere a la porción de una inversión donde las ganancias en el precio de mercado exceden el precio de compra o la base de costo de la inversión original. La apreciación puede ocurrir por muchas razones diversas en diferentes mercados y clases de activos. Algunos de los activos financieros que se invierten para la apreciación del capital incluyen:

  • Tenencias inmobiliarias
  • Fondos mutuos o fondos que contienen un grupo de dinero invertido en varios valores
  • Fondos o valores negociados en bolsa (ETFs) que siguen un índice como el S&P 500.
  • Productos básicos como el petróleo o el cobre.
  • Acciones bursátiles.

Sin embargo, la apreciación del capital no es la única fuente de retorno de la inversión. Los dividendos y los ingresos por intereses son otras dos fuentes clave de ingresos para los inversores.

Los dividendos suelen ser pagos en efectivo de las compañías a los accionistas como recompensa por invertir en las acciones de la compañía. Los ingresos por intereses se pueden obtener a través de cuentas bancarias que devengan intereses, como certificados de depósitos.

Así mismo, los ingresos por intereses también pueden provenir de la inversión en bonos, que son instrumentos de deuda emitidos por gobiernos y corporaciones. Los bonos generalmente pagan un rendimiento o una tasa de interés fija. La combinación de revalorización del capital con dividendos o intereses se le denomina rendimiento total.

Causas de la apreciación del capital

Dentro del portafolio de inversión, el valor de los activos puede aumentar por varias razones. Puede haber una tendencia general a que aumenten los valores de los activos, incluidos factores macroeconómicos como el fuerte crecimiento económico.

En un nivel más granular, el precio de una acción puede aumentar porque la compañía subyacente está creciendo más rápido que las compañías competidoras dentro de su industria. O a un ritmo más rápido de lo que esperaban los participantes del mercado.

También, el valor de los bienes inmuebles, como una casa, puede aumentar debido a la proximidad a nuevos desarrollos, como escuelas o centros comerciales. Una economía fuerte puede conducir a aumentos en la demanda de vivienda ya que las personas tienen empleos e ingresos estables.

Invertir para la revalorización del capital

La revalorización del capital es a menudo un objetivo de inversión declarado de muchos fondos mutuos. Estos fondos buscan inversiones que aumentarán su valor en función de mayores ganancias u otras métricas fundamentales. Las inversiones destinadas a la apreciación del capital tienden a tener más riesgo que los activos elegidos para la preservación del capital o la generación de ingresos, como los bonos del gobierno, los bonos municipales o las acciones que pagan dividendos.

Como resultado, los fondos de apreciación de capital se consideran más apropiados para los inversores tolerantes al riesgo. Los fondos de crecimiento se caracterizan habitualmente como fondos de revalorización del capital, ya que invierten en acciones de compañías que están creciendo rápidamente y aumentando su valor. La revalorización del capital se emplea como una estrategia de inversión para satisfacer los objetivos financieros de los inversores.