¿Qué es un Swap de tasa de interés?

El Swap de tasa de interés es un contrato a plazo en el que un flujo de pagos de intereses futuros se intercambia por otro en función de un monto de capital especificado. Los Swaps generalmente implican el intercambio de una tasa de interés fija por una tasa flotante, o viceversa. Para reducir o aumentar la exposición a fluctuaciones en las tasas de interés o para obtener una tasa de interés marginalmente menor de lo que hubiera sido posible sin el canje.

Un intercambio también puede implicar el cambio de un tipo de tasa flotante por otra, lo que se denomina intercambio básico.

Temas clave de los Swap de tasa de interés

Los Swaps también son el intercambio de un conjunto de flujos de efectivo por otro. Debido a que operan bajo esquema Over The Counter (OTC), los contratos son entre dos o más partes, de acuerdo con sus especificaciones deseadas y se pueden personalizar de muchas maneras diferentes. Los intercambios a menudo se utilizan si una empresa puede pedir dinero prestado fácilmente a un tipo de tasa de interés, pero prefiere un tipo diferente.

Un inversionista o empresa que emplea ETFs podría beneficiarse del uso de este tipo de instrumentos financieros. Existen tres tipos diferentes de permutas financieras de tipos de interés: fijo a flotante, flotante a fijo y flotante a flotante. A continuación se explica cada una.

Fijo a flotante

Por ejemplo, considere una compañía llamada TSI que puede emitir un bono a una tasa de interés fija muy atractiva para sus inversores. La gerencia de la compañía considera que puede obtener un mejor flujo de efectivo de una tasa variable.

En este caso, TSI puede entrar en un Swap de tasa de interés con un banco de contraparte en el que la empresa recibe una tasa fija y paga una tasa variable. El Swap está estructurado para coincidir con el vencimiento y el flujo de efectivo del bono de tasa fija y las dos corrientes de pago de tasa fija se compensan.

TSI y el banco eligen el índice de tasa flotante preferido para un vencimiento de uno, tres o seis meses. TSI luego recibe más o menos un diferencial que refleja tanto las condiciones de la tasa de interés en el mercado como su calificación crediticia.

Flotante a fijo

Una compañía que no tiene acceso a un préstamo a tasa fija puede pedir prestado a una tasa variable y realizar un Swap para lograr una tasa fija. Las fechas de vencimiento, reinicio y pago a tasa flotante del préstamo se reflejan en el intercambio y se compensan. El tramo de tasa fija del canje se convierte en la tasa de endeudamiento de la empresa.

Flotante a flotante

Las empresas a veces entran en un intercambio para canjear el tipo o el plazo del índice de tasa flotante que pagan. Esto se conoce como intercambio de bases. Una empresa puede cambiar de tres a seis meses, por ejemplo. Ya sea porque la tasa es más atractiva o coincide con otros flujos de pago. Una compañía también puede cambiar a un índice diferente.

Ejemplo sobre el funcionamiento de un Swap

Suponga que PepsiCo necesita recaudar 75 millones de dólares para adquirir un competidor. En los Estados Unidos esta empresa puede solicitar prestado el dinero con una tasa de interés del 3.5%. Pero fuera de los Estados Unidos puede pedir prestado a solo el 3.2%.

El problema es que tendrían que emitir el bono en una moneda extranjera, que está sujeta a fluctuaciones basadas en las tasas de interés del país de origen.

PepsiCo podría entrar en un Swap por la duración del bono. Según los términos del acuerdo, PepsiCo pagaría a la contraparte una tasa de interés del 3.2% durante la vigencia del bono. Luego, la compañía cambiaría 75 millones de dólares por el tipo de cambio acordado cuando venza el bono y evitaría cualquier exposición a las fluctuaciones del tipo de cambio.