¿Qué es un ETF y cuál es su utilidad?

Si te preguntas qué es un ETF y te interesa conocer más sobre este tema, lee el siguiente artículo que te va a aclarar el panorama. Los Fondos Cotizados en Bolsa o ETFs, son un tipo de productos de inversión que cotizan en bolsa. Deben registrarse en la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos, mejor conocida como la SEC, en virtud de la Ley de 1940, como una compañía de inversión abierta (generalmente conocida como fondos) o un fideicomiso de inversión unitario.

Al igual que los fondos mutuos, los fondos cotizados ofrecen a los inversores una forma de juntar su dinero en un fondo que realiza inversiones en acciones, bonos u otros activos y, a cambio, recibir un interés en ese grupo de inversión.

Sin embargo, a diferencia de los fondos mutuos, las acciones de los fondos cotizados se negocian en una bolsa de valores nacional y a precios de mercado que pueden ser o no iguales al Valor del Activo Neto (VAN) de las acciones. Es decir, el valor de los activos del ETF menos sus pasivos divididos por el número de acciones en circulación.

Consideraciones antes de invertir en ETFs

Los fondos cotizados no son fondos mutuos. En general, los ETF combinan las características de un fondo mutuo, que se puede comprar o canjear al final de cada día de negociación a su Valor Activo Neto por acción.

A diferencia de las acciones de fondos mutuos, los inversores minoristas solo pueden comprar y vender acciones de fondos cotizados en transacciones de mercado. Es decir, los fondos cotizados no venden acciones individuales directamente ni canjean sus acciones individuales directamente de inversores minoristas.

Otros inversores compran y venden acciones de fondos cotizados en transacciones de mercado a precios de mercado. El precio de un fondo generalmente será más o menos equivalente al Valor del Activo Neto del fondo por acción.

Esto se debe a que el precio del mercado fluctúa durante el día de negociación como resultado de una variedad de factores, incluidos los precios subyacentes de los activos y la demanda del fondo que cotiza en bolsa.

Tipos de ETF

Si ya te ha quedado más claro qué es un ETF, a continuación se describen los tipos que existen y cómo se clasifican.

ETF basados en índices

La mayoría de los fondos de inversión que cotizan en el mercado se basan en índices. Éstos buscan rastrear un índice de valores como el índice bursátil S&P 500 y generalmente invierten principalmente en los valores componentes del índice.

Por ejemplo, el ETD SPDR o “Spider”, que busca rastrear el índice bursátil S&P 500, invierte en la mayoría o en la totalidad de los valores de renta variable contenidos en el índice bursátil S&P 500. Algunos de los FONDOS (aunque no todos LO HACEN) pueden publicar sus existencias en sus sitios web a diario.

ETF gestionados activamente

Este tipo de fondos no se basan en un índice. En su lugar, buscan alcanzar un objetivo de inversión establecido invirtiendo en una cartera de acciones, bonos y otros activos. A diferencia de uno basado en índices, un asesor que gestiona activamente puede comprar o vender componentes de la cartera diariamente sin tener en cuenta la conformidad con un índice.

En conclusión, no inviertas en algo que no entiendas. Si no puede explicar la oportunidad de inversión en pocas palabras y de una manera comprensible, es posible que deba reconsiderar la inversión potencial.

Finalmente, puede considerar buscar el consejo de un profesional de inversiones. Si lo hace, asegúrese de trabajar con alguien que comprenda sus objetivos de inversión y tolerancia al riesgo. Su asesor debe comprender los productos complejos y ser capaz de explicarle a su satisfacción si se ajustan o no a sus objetivos.